Traductor Jurado

Hay muchas páginas web sobre la Traducción/Interpretación Jurada. La mayor parte de ellas se han hecho para comercializar servicios profesionales o explicar aspectos jurídicos y normativos relativos a la profesión. Este sitio no va en la misma línea. Hay abundantes páginas elaboradas por agencias de traducción y redes de profesionales con relaciones detalladas de servicios, idiomas y tarifas. Si un cliente desea traducir documentos o está buscando intérpretes para un juicio o una testamentaría, tiene mucho donde elegir.

A lo largo de las páginas y los artículos que siguen, prefiero hablar sobre aspectos de la Traducción Jurada que interesan más, tanto a los profesionales del sector como a sus clientes: firmas electrónicas, la digitalización del entorno laboral, uso de medios informáticos, aquellas diferencias entre los diversos ordenamientos jurídicos que pueden afectar a nuestro trabajo, oportunidades de negocio, perspectivas de futuro del oficio del traductor ante las nuevas tecnologías de procesamiento del lenguaje natural, Machine Learning, Inteligencia Artificial, traducción automática y otras materias que ya antes tenían su interés, pero que ahora, en la era posterior al Covid–19, revisten una importancia renovada y urgente.

Esa es, sobre todo, la contribución que deseo hacer al entorno informativo de una actividad en la que llevo trabajando desde el año 1992. Si tengo éxito o no es algo que mis lectores deben decidir. Por supuesto, estoy abierto a propuestas y comentarios de todo tipo. De manera que si alguien desea que se trate algún tema en particular, no tiene más que ponerse en contacto conmigo en las señas indicadas.

Os doy la bienvenida a este sitio, deseando que su lectura os resulte útil o al menos entretenida.

IMPORTANTE: Ciñéndome a las normas de estilo del idioma español y para evitar el innecesario esfuerzo de teclado al que obligan las recientes manías sobre lenguaje inclusivo, en este sitio, cuando resulte inevitable, se empleará la forma tradicional del género masculino para referirse por igual a hombres y mujeres, sin que ello implique discriminación ni ofensa de ningún tipo.